QUÉ HACEMOS?

Foto: Toke F. Nyborg
Foto: Toke F. Nyborg

La naturaleza necesita espacio y paz para desarrollarse sin interferencias. Al mismo tiempo, las personas de todo el mundo dependen de los recursos de la naturaleza en forma de alimentos, energía y como catalizador del desarrollo económico

 

Para:

Promover la coexistencia sostenible de la naturaleza humana, EAA está trabajando en la gestión sostenible de la tierra. El manejo sostenible de la tierra es el manejo social, ambiental y financieramente responsable de los recursos naturales en un área. Es decir que la gestión tiene en cuenta las necesidades e intereses biológicos, culturales y económicos.
La gestión sostenible de la tierra beneficia tanto a la biodiversidad, a la comunidad circundante y a las personas que viven en las áreas y que tienen la naturaleza como base de la vida.

Salvaguardar la diversidad global de especies y naturaleza, EAA trabaja políticamente para la protección de áreas naturales valiosas y para soluciones estructurales al daño natural y ambiental impulsado por los intereses de muchas industrias que a menudo no tienen en cuenta el medio ambiente, el clima y la vida silvestre.

Fortalecer la propiedad y las soluciones sostenibles para el beneficio y disfrute de las personas y la naturaleza, EAA trabaja en estrecha cooperación con la sociedad civil, las autoridades y el sector privado.

 

Para 2022, la EAA contribuirá a la preservación y protección de 10 áreas naturales únicas y valiosas en América del Sur para el beneficio y disfrute de la vida en la tierra.

PAISES DE TRABAJO Y CONTRAPARTES

 

 

 

 

 

 

Para aumentar el impacto de nuestro trabajo, los esfuerzos se centran en áreas donde los valores naturales y los niveles de amenaza son altos.

 

Una de esas áreas es la región de Chiquitania, en el este de Bolivia, hacia la frontera con Brasil. Aquí la vegetación está dominada por un bosque seco tropical, uno de los tipos de bosque más expuestos del mundo en relación con la deforestación. El área es de fácil acceso, lo que permite la explotación continua de grandes áreas para la agricultura y nuevos asentamientos. Aquí, la EAA colabora con la organización local Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) en el desarrollo del ecoturismo.

Otra área es la región de Yungas del noroeste de Bolivia hacia la frontera con Perú. El área está cubierta por selva tropical. Junto con el resto de la Amazonía, una cuarta parte de las especies animales y vegetales del mundo son hábitats y son una de las mayores reservas de carbono del mundo. Aquí, la EAA coopera con la organización local Asociación Boliviana para la Investigación y Conservación de Ecosistemas Andino-Amazónicos (ACEAA).

A diferencia de las grandes áreas de bosque seco tropical, la selva tropical es casi inaccesible. Aún así, la búsqueda de las riquezas naturales del bosque ha acelerado la deforestación impulsada por los intereses de muchas industrias que no tienen en cuenta el medio ambiente, el clima y la vida silvestre.

Contact.png